Perpetua para 10 genocidas en el juicio de la Brigada de San Justo: entre ellos a Etchecolatz

El TOF 1, además, condenó a 6 militares a penas de 25 años. Hubo un absuelto y otro imputado murió durante el juicio.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) de La Plata condenó por delitos de lesa humanidad a los militares que en la última dictadura operaron bajo el nombre de la Brigada de San Justo, cometiendo crímenes de lesa humanidad contra 84 víctimas que estuvieron secuestradas en el Centro Clandestino de Detención contiguo a la Comisaría N° 1 de esa localidad matancera.

De esta manera, los magistrados del TOF 1 de La Plata, Alejandro Daniel Esmoris, Pablo Daniel Vega y Nelson Javier Jarazo, condenaron a prisión perpetua a los genocidas Miguel Osvaldo Etchecolatz; al ex ministro de Gobierno Bonaerense, Jaime Lamont Smart; al ex capitán, Emilio Alberto Herrero Anzorena; al ex integrante del Destacamento 101 de Inteligencia, Carlos del Señor Hidalgo Garzón; al ex jefe, Carlos María Romero Pavón; al ex capitán, Ricardo Armando Fernández; al ex segundo jefe, Leopoldo Luis Baume; al ex guardia, Raúl Carballo; a Héctor Horacio Carrera y al médico policial, Jorge Héctor Vidal.

Por otra parte, recibieron la pena de 25 años de prisión los siguientes militares: el ex segundo jefe del Grupo de Artillería Mecanizada 1 de Ciudadela, Rodolfo Enrique Godoy; el ex teniente primero, Roberto Armando Balmaceda; el ex capitán, Jorge Héctor Di Pasquale; el ex jefe, Alejandro Alberto Menichini; el ex guardia, Rubén Alfredo Boan y su par Ricardo Juan García.

En tanto que el ex segundo jefe, Roberto Armando Félix, fue absuelto. Además, el TOF 1 resolvió desafectar el edificio de la Brigada de San Justo, contiguo a la Comisaría 1ª de La Matanza, en la calle Salta 2450, y dispuso que se adopten medidas de preservación como sitio de memoria el lugar donde funcionó el centro clandestino.

En el debate se investigaron los delitos cometidos contra 84 víctimas entre marzo de 1976 y septiembre de 1978. El lugar utilizado para confinar a perseguidos políticos fueron los calabozos de la planta baja y tres habitaciones de la planta alta del edificio.

Entre los casos que analizaron los magistrados se encuentran los secuestros de María Asunción Artigas, Mónica Sofía Grinspon y Mónica María Lemos, quienes permanecieron detenidas embarazadas en la Brigada de San Justo y fueron trasladadas al Pozo de Banfield.

María Asunción y Mónica dieron a luz en ese otro centro clandestino a sus hijas, Victoria Moyano Artigas y María José Lavalle Lemos, quienes fueron restituidas en 1988 y 1987, respectivamente. También se incluyeron los secuestros de Claudio Ernesto Logares y Gustavo Antonio Lavalle. Ambos fueron secuestrados con sus compañeras e hijas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: