Orgullo: autorizaron las pruebas en humanos de la vacuna contra el Covid desarrollada por la UNSAM

El objetivo es que funcione como refuerzo disponible de las vacunas actuales.

por
por

La ANMAT autorizó, mediante la Disposición 2182/22, la realización del estudio de Fase 1 —primera prueba en humanos— para evaluar la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de la vacuna argentina contra el Covid-19 que se llamará “ARVAC Cecilia Grierson” y fue desarrollada por científicas de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y el CONICET.

Lo que se va a poner a prueba en esta fase es uno de los tres prototipos de vacuna diseñados por el equipo de nueve investigadoras de la Escuela de Bio y Nanotecnología de la UNSAM y el CONICET que lidera Juliana Cassataro junto con un equipo de 20 profesionales e investigadores de la Fundación Pablo Cassará y el Laboratorio Cassará.

Participarán 80 voluntarios sanos ya vacunados contra el virus SARS-CoV-2 y con el esquema completo. Una vez constatada la cumplimentación de todos los criterios de elegibilidad establecidos por protocolo, los postulantes recibirán un esquema de refuerzo de la vacuna en estudio. Esta etapa se llevará a cabo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en un centro autorizado especialmente por la ANMAT para la realización de estudios de Fase 1 en humanos.

El investigador principal será el infectólogo y pediatra Gustavo Yerino. Estos ensayos son necesarios para avanzar con el objetivo central de la vacuna UNSAM-CONICET, que es funcionar como refuerzo disponible de las vacunas actuales.

“Dado que en la Argentina la mayor parte de la población ya está vacunada, nos enfocamos en el prototipo de vacuna de refuerzo y cambio de variante. En diciembre de 2021 terminamos los estudios preclínicos y encontramos que nuestro prototipo de vacuna, además de ser seguro, induce anticuerpos neutralizantes contra las variantes que circulan en nuestro país, así como respuesta celular T y protección frente al desafío experimental con SARS-COV2. Gracias a estos resultados promisorios, la ANMAT nos ha permitido avanzar con los estudios en humanos”, explicó Cassataro.

La fórmula de la ARVAC Cecilia Grierson se basa en proteínas recombinantes, una tecnología que ya se aplica en las vacunas contra la Hepatitis B desde hace más de 20 años y, más recientemente, contra el HPV. Se trata de una tecnología muy segura y robusta, que permite desarrollar vacunas almacenables entre 2 y 8° C —temperatura de heladera—. Debido a estas características, las dosis ARVAC, a diferencia de las primeras vacunas contra el COVID-19, serán más económicas y fáciles de producir y distribuir.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: