La Matanza: cierran una farmacia por un caso de coronavirus entre los empleados

Se trata de la sucursal de San Justo de una reconocida cadena de farmacias.

por
por

La cadena de farmacias Vilela informó el viernes último que detectaron un caso positivo de Covid-19, en la sucursal de San Justo, La Matanza.

A través de las redes sociales, desde la firma contaron que “un colaborador de nuestro equipo de la sucursal Farmacia Arieta, ubicada en calle Ignacio Arieta 3230” fue contagiado con coronavirus. Ante la aparición de los primeros síntomas, “aplicamos inmediatamente el Plan de Contingencia ante COVID 19, así como también todas las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Ministerio de Salud de la Nación y Organización Mundial de la Salud”.

Asimismo, la empresa aseguró haber puesto “en cuarentena a todos los empleados que hayan podido tener posible contacto estrecho” con esa persona. De la misma, forma “se procedió a cerrar provisoriamente la sucursal para su desinfección y sanitización integral”.

Finalmente, está también cancelado el servicio de delivery de la sucursal y no hay aún fecha de reapertura del local.

Isabel Reynoso, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires explicó a No Ficción Web: “Confeccionamos el protocolo muy tempranamente cuando todavía no había ningún caso en nuestro país y lo hicimos basados en lo que estaba sucediendo en España, Italia y otros países de Europa, ya que consideramos que la farmacia es un servicio de utilidad pública esencial”. En el mismo sentido, agregó: “En una emergencia sanitaria, debemos garantizar el acceso a los medicamentos y servicios farmacéuticos esenciales, cuidando mucho al farmacéutico, a los colaboradores de farmacias y a todas las personas que concurren diariamente a las farmacias”.

Así las cosas, para evitar este tipo de situaciones, que no solo son un riesgo para los trabajadores, sino también para las personas que concurren a las farmacias, el citado protocolo propone:

  • Siempre que sea posible, se aislará al trabajador o la trabajadora, a fin de evitar que entre en contacto con personas infectadas y/o que se encuentren bajo la sospecha de que puedan estarlo.
  • En caso de ser necesario, se colocarán mamparas, pantallas o cortinas adecuadas para separar a los trabajadores entre sí y del público en general.
  • Se deberá realizar el trabajo reduciendo la dotación al mínimo posible, evitando así que aumente la situación de riesgo de contagio del trabajador y la trabajadora.
  • Las Farmacias pueden tener distintas barreras de separación con los pacientes, los más comunes son: a) vidrio o blindex, acrílicos, PVC, etc. b) si la farmacia posee rejas se podrá colocar vidrio o vinilo para proteger tanto al farmacéutico, personal de farmacia y pacientes. c) uso de barbijos, tapabocanariz o cobertores textiles faciales y máscaras faciales protectoras plásticas, distancia entre pacientes y personal de no menos de 1 metro y medio o existencia de barreras detalladas ut supra. d) para los casos que la farmacia no posea una barrera en la atención de pacientes como vidrios, blindex, rejas con vinilo u otro mecanismo que permita mantener una barrera entre el personal o farmacéutico con los pacientes, debe de usar barbijos/tapabocanariz y recomendar máscara plástica, guantes de látex y tener la precaución de no llevar las manos a nariz, ojos y boca, descartar los guantes correctamente, proceder al lavado de manos de acuerdo al presente de protocolo o uso de solución alcohólica tópica o en gel.
  • Se recomienda que, en cada puesto de atención, mientras se esté atendiendo a un paciente haya una separación de no menos de 1 metro y medio con otro paciente, pudiendo esperar el resto de los pacientes en la puerta evitando la conglomeración de pacientes dentro del salón de espera. Se recomienda hacer pasar a los pacientes de a 3 o 4 dependiendo de las dimensiones del salón y de acuerdo a las normativas de cada jurisdicción el uso de tapaboca/cobertor facial/barbijo de uso comunitario. Cada farmacéutico lo establecerá de acuerdo a la cantidad de puestos de trabajo que posea y dimensiones del salón de dispensación que posea.
  • Se podrá colocar cintas de señalización en el suelo para que los pacientes mantengan la distancia antes de ser atendidos. . En ese sentido, las personas que atienden al público podrían contar con separaciones acrílicas, además de respetar las distancias establecidas, y realizar frecuentemente la higienización de manos.
  • Luego de haber implementado todos los controles posibles para intentar evitar el ingreso a un área con posibilidad de contaminación, se deberá proveer a los trabajadores y las trabajadoras de todos los elementos de higiene y seguridad que sean necesarios y adecuados para el desarrollo de la tarea.
  • Colocar en lugares visibles del establecimiento información general sobre el COVID-19 y las medidas higiénicas detalladas para el personal. Se recomienda que las puertas de las oficinas y espacios de trabajo permanezcan abiertas para permitir el acceso, evitando el contacto con picaportes y barrales.
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: