Juan Zabaleta, muy cerca de ser el nuevo ministro de Desarrollo Social, con el guiño de la UTEP

Daniel Menéndez, subsecretario saliente de la cartera y referente de Somos Barrios de Pie, saludó la posible llegada del intendente de Hurlingham al Ministerio.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Daniel Menéndez, subsecretario de Políticas de Integración y Formación del Ministerio de Desarrollo Social y coordinador nacional del Movimiento Somos Barrios de Pie, anunció este jueves que renunciará al citado cargo, para dedicarse a la campaña electoral como precandidato a diputado nacional por el Frente de Todos (FdT). En ese marco, apoyó la llegada al ministerio del intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, tal como se viene adelantando desde hace un tiempo.

El pedido de renuncia es del presidente Alberto Fernández y no aplica solo a Menéndez, sino a todos aquellos funcionarios que pretendan jugar en las elecciones, como es el caso también del propio ministro de la cartera de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; y el de Defensa, Agustín Rossi, quienes ya presentaron su dimisión.

“Sí, voy a dejar el cargo. El presidente ha sido muy claro cuando nos dijo que los candidatos dejarán las funciones públicas”, afirmó Menéndez, en declaraciones a radio La Red.

Desde que el nombre de Arroyo comenzó a barajarse para la lista de diputados, los rumores dieron luz a que Zabaleta se convierta en el nuevo ministro. Otro dirigente que surgió para el puesto es el del titular de Desarrollo Comunitario de la Provincia (cargo ídem a nivel bonaerense) Andrés “Cuervo” Larroque. Finalmente, podría surgir alguna sorpresa desde el frente de Sergio Massa, ya que Arroyo proviene del Frente Renovador y el tigrense podría pedir que se sostenga “el cupo”.

Larroque pertenece al kirchnerismo duro, que tiene fuertes cruces con Zabaleta, quien a su vez se mueve bajo el paraguas del presidente Fernández. Quien gane la pulseada, lo hará también por su espacio. En los últimos días, hubo una tregua en Hurlingham entre el kirchnerismo y el zabaletismo: luego de duras negociaciones, acordaron lista de unidad. Asimismo, si Zabaleta va al ministerio, la intendencia de Hurlingham quedaría en manos de Damián Selci, presidente del Concejo Deliberante y hombre de La Cámpora.

Al respecto, Menéndez expresó: “Yo estoy convencido que en caso de que sea Juan (Zabaleta) el elegido para ocupar el ministerio (de Desarrollo Social), habrá una continuidad de las políticas que ha marcado el presidente Alberto Fernández desde el primer día de su gestión”.

La opinión de Menéndez sobre este punto no es una más. Además de ser hombre fuerte en el ministerio, llegó a ese cargo como representante del sector de las organizaciones sociales, que a su vez interactúan mucho con ese ministerio. Por eso, su apoyo puede interpretarse como un espaldarazo de las organizaciones; al menos, las que se nuclean en la UTEP (Unión de Trabajadores de la Economía Popular). Con todo, Menéndez aclaró que “es una decisión del Presidente”.

Aun así, el abanico de las organizaciones es muy amplio y ya hay grandes descontentos como es el caso de Fernando “Chino” Navarro y Emilio Pérsico, líderes del Movimiento Evita, quienes reniegan de la llegada de Zabaleta. De no mediar sorpresas, estos dos dirigentes serían los encargados de elegir al reemplazo de Menéndez.

Consultado sobre el tema, Menéndez consideró que “es un lugar que le corresponde a los movimientos sociales, a la UTEP, y serán los compañeros y compañeras que encontrarán al que mejores condiciones tenga para el cargo”.

“Nosotros expresamos, más allá de las personas, una idea de lo que debe ser la gestión al frente de todo lo que hace a la ayuda social a los argentinos y de reconstruir la Argentina en base a la creación de trabajo, fortaleciendo la economía popular. En base a eso, se elegirá a la compañera o compañero mejor capacitado”, concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: