Con la presencia de Cristina y Magario, Espinoza asumió su cuarto mandato

Fernando Espinoza vuelve al frente del Ejecutivo municipal tras imponerse en las elecciones de octubre.

por
por

Fernando Espinoza dio inicio a su cuarto mandato como intendente con la presencia de la vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner y la vicegobernadora Verónica Magario.

La ceremonia comenzó a las 19 y se realizó en el playón de la catedral de San Justo. Tras la jura, los hijos de Espinoza le pusieron la banda municipal, en tanto que el bastón se lo entregaron de forma conjunta la vicegobernadora bonaerense y exintendenta Magario y la vicepresidenta Fernández.

El obispo de San Justo bendijo a Espinoza y a su nueva gestión. Instantes después, se presentó un video con los logros alcanzados por el municipio en los últimos años.

«Cristina quiere ir a La Matanza»

Luego, llegó el momento de la palabra de Espinoza, quien contó que fue una sorpresa para él que Cristina venga a su asunción: «Me levanté a la mañana y cerca del mediodía un amigo me dijo ‘Cristina quiere ir a La Matanza’. No me voy a olvidar nunca querida vicepresidenta, querida Cristina, por este gesto que tenés con mi pueblo, la quinta provincia argentina, la capital del peronismo. La Matanza fue, es y será tu casa».

Espinoza agradeció a los concejales, a los diputados peronistas, gobernadores provinciales y sindicalistas que asistieron al acto. Entre las figuras se destacaban los gobernadores de Formosa Gildo Insfran; de Entre Ríos Gustavo Bordet; y de Tucumán Juan Manzur. Por el movimiento sindical, estuvo entre otros el líder de Camioneros Hugo Moyano.

Otro tramo del discurso estuvo dedicado a la intendenta saliente y resaltó la gestión que realizó Magario en un marco político adverso durante el gobierno de Mauricio Macri en Nación y de María Eugenia Vidal en la Provincia.

«Yo tuve suerte»

«Yo tuve la suerte de gobernar las dos veces anteriores al lado de un gobierno nacional y popular. Verónica no tuvo esa misma suerte, tuvo que lidiar con un gobierno nacional y provincial que nunca nos acompañaron, que dejaron las peores de las deudas: una deuda social, una deuda económica, en educación, en salud, en inseguridad, una deuda con un millón y medio de nuevos pobres, una deuda donde cerraron 40 empresas por día, una deuda con el 50% de los chicos hasta 14 años son pobres, una deuda por más del 14% de desocupación en el Gran Buenos Aires, con más del 300% de inflación, una deuda con más del 508% de devaluación», afirmó.

También apuntó contra la gestión provincial: «Dejó nada más ni nada menos que más de cinco veces la deuda externa que había recibido del gobernador Daniel Scioli. Un gobierno anterior que nos dejó una deuda de dos hospitales casi terminados que nunca se decidieron abrir en La Matanza, una deuda que postergó, que dejó de lado a todos los municipios peronistas de la provincia de Buenos Aires pero muy especialmente a La Matanza».

«La gobernadora anterior no tuvo gestión y abandonó a La Matanza», insistió Espinoza, quien concluyó: «Estamos dando vuelta esta página de la historia. Pienso que estamos en un momento fundacional de la democracia argentina porque aprendimos de nuestros errores, porque vimos lo que fueron los peores cuatro años desde el regreso de la democracia. Por eso vamos a generar la refundación de la Argentina que viene, sin muros y sin grietas».

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: