Ahogados por las deudas, los Bomberos de La Matanza venden el cuartel de Ramos Mejía

La comisión directiva explicó que la medida fue aprobada por todos los socios, a partir de la complicada situación económica que atraviesan desde hace varios años.

por
por

Luego del conflicto que enfrentaron el año pasado para adquirir un nuevo autobomba que estaba inhibido por la AFIP, los Bomberos Voluntarios de La Matanza vuelven a ser noticia por la crisis económica que los atravieza: venderán el predio en el que funciona el cuartel en Ramos Mejía.

Según explicó Gustavo Cid, presidente de la institución, la medida fue analizada con todos los socios y, a partir de esas reuniones, se acordó comenzar las gestiones para poner en venta la propiedad. La propuesta surgió ante “la triste realidad económica que se viene arrastrando”.

Se trata de una deuda que acumulan desde el año 1993 con la AFIP y con el sindicato UTEDYC, estimada, actualmente, en 50 millones de pesos. “Pese a estar pagando una moratoria de 60 cuotas de casi 600,000 pesos mensuales, existe un importante déficit que no nos permite invertir dinero en los elementos de protección personal del bombero y en la renovación necesaria de todo el parque automotor”, precisó.

De llevarse a cabo la venta, el dinero obtenido será destinado a saldar las cifras en rojo y construir un nuevo Cuartel Central acorde a las necesidades actuales, en el campo de deportes del Club Bomberitos, ubicado en la calle General Acha 131, a 15 cuadras de distancia del actual predio.

Al respecto, Cid destacó que el posible traslado de la sede favorecería al desplazamiento de las unidades de emergencia hacia las distintas localidades del distrito, ya que el tránsito que rodea a las calles de la ubicación actual (Suipacha y Alvarado), muchas veces dificulta una rápida intervención en los incendios.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

En esta nota se habla de: